Juego de emociones

juego de emociones

Las emociones son

que generan un que nos lleva a la acción.

Son mensajes internos a los que debemos prestar

y extraer una información y funcional

para responder de una manera que nos

El objetivo del JUEGO DE EMOCIONES es dar un paso más en el desarrollo de la inteligencia emocional. Para jugar tanto sólo, como en pareja o familia. A partir de 5 años.

Aprenderás de emociones jugando con las 50 cartas de emociones con imágenes inspiradoras, su definición, y el tablero del mapa emocional.

(i) La primera parte del juego es entender qué son las emociones y para qué sirven.

(ii) La segunda parte del juego es para adquirir lenguaje emocional.

(iii) La tercera parte del juego es para reconocer las emociones en ti mismo y en los demás.

(iv) La cuarta parte del juego es definir el mapa emocional tuyo, de la pareja o de la familia, de la etapa que se está viviendo.

(v) La quinta parte del juego es entrenar tu inteligencia emocional.

Alegría

NOS PERMITE: desarrollar habilidades físicas y sociales.

PARA: Mejorar nuestras relaciones de amistad y de apoyo.

A TRABAJAR: La despreocupación.

Miedo

NOS PERMITE: estar atentos y prepararnos para la huida.

PARA: protegernos de peligros.

A TRABAJAR: La preocupación.

Asco

NOS PERMITE: discernir entre lo que nos hace bien o mal.

PARA: evitar lo que nos pueda perjudicar.

A TRABAJAR: El rechazo.

Ira

NOS PERMITE: tener valor.

PARA: dotarnos de recursos para la autodefensa.

A TRABAJAR: La reafirmación de la identidad.

Tristeza

NOS PERMITE: hacer una pausa, pensar.

PARA: mostrar a otros que necesitamos apoyo.

A TRABAJAR: La aceptación.

Sorpresa

NOS PERMITE: poner atención a lo imprevisto.

PARA: orientarnos frente a la nueva situación.

A TRABAJAR: La atención.

Una gestión emocional inadecuada puede producir fallos en la comunicación y en las relaciones interpersonales, excesos en la conducta alimentaria, consumo excesivo de ciertos fármacos e incluso drogas y alcohol.

Aprender a conocer nuestras emociones, abrazarlas y poder responder a lo que nos dicen controlando lo que queremos hacer con nuestro comportamiento, permite una mejor relación de nosotros mismo con los demás y en general con el mundo, porque es la ignorancia emocional lo que hace que el mundo no esté en paz.

Cuantas más personas dejemos de ser ignorantes emocionales más granitos de arena aportaremos para lograr un mundo mejor. ¿Te animas a crear un mundo mejor? ¿Te animas a conocer y aprender a gestionar tus emociones? ¡Claro que sí!

Para jugar se deberá observar la imagen de cada carta, representar la emoción a través de la mímica, encontrar el nombre de la emoción,  leer la definición de la emoción, responder preguntas sobre dicha emoción y se colocará cada emoción en el tablero del mapa emocional, a través de los cuatro cuadrantes distinguiendo entre el eje frecuencia (con que asiduidad) y el eje de intensidad (con cuánta energía) con la que se vive dicha emoción.

Con el mapa emocional podemos ver visualmente de una manera creativa y clara qué emociones se están viviendo con mayor intensidad y frecuencia y cuáles con menos. Y podremos llegar a acuerdos para definir qué emociones nos gustaría tener en otro cuadrante y cómo creemos que podríamos conseguirlo.

Con el juego de emociones de KitCo,  además de aprender de emociones (lenguaje emocional, reconocimiento de la emoción en vuestro cuerpo, etc.), permite  mejorar nuestra  forma de expresarnos, comunicarnos, comprendernos, y nos ayuda a crear unas dinámicas de diálogo que mejoran la comunicación.

En Tu Guía KitCo encontrarás las instrucciones de los 7 juegos o dinámicas de emociones de KitCo.

Esperamos que disfrutes de estos juegos y dinámicas para que te sirvan de inspiración en tu aprendizaje y entrenamiento emocional.

¡Así son las cartas de emociones!

¡Esperamos que te gusten y te inspiren!

Están hechas con mucho cariño 🙂

Te contamos un poquito sobre la Dinámica del Mapa Emocional de KitCo.

¡Esperamos que te ayude y te inspire!

Tener consciencia de tus emociones y darles el espacio que necesitan para poder gestionarlas, te va permitir:

Aprender vocabulario emocional. Si intentas expresar la emoción te esforzarás en poner el nombre más adecuado a dicha emoción.

Fortalecer las relaciones interpersonales, mejorando la comunicación. Expresar nuestras emociones nos permite acercarnos a nuestros amigos, pareja, padres, etc. mejorando la comunicación, permitiendo que nos conozcan más y pudiendo recibir la comprensión y apoyo de otros.

Escucharte a ti mismo a misma. Expresar nuestros sentimientos nos permite escucharnos a nosotros mismos, observar lo que estamos diciendo y reflexionar sobre ello. Así mismo podrás descubrir o preguntarte qué estás necesitando. Las emociones nos dan pistas sobre lo que necesitamos para hacernos sentir bien.

Conocernos mejor a nosotros mismos. Expresar nuestras emociones o sentimientos nos va a permitir tomar consciencia de lo que sentimos para poder analizarnos mejor y llegar a alcanzar la coherencia entre lo que somos y lo que sentimos, haciéndonos sentir más plenos.

Mejora nuestra autoestima. Cuando no decimos lo que sentimos estamos de alguna manera estamos reprimiendo nuestra personalidad. En cambio cuando lo expresamos estamos poniendo en valor lo que sentimos y nos permite sentirnos escuchados, comprendidos, aceptados, etc

Dar salida a la tensión generada especialmente por las emociones desagradables.

ALGUNAS PUBLICACIONES