¿Qué ocurre cuando amamos demasiado?

¿Qué sientes al leer este título?

Si sientes curiosidad e incluso puede que llegues a sentir cierto dolor o tristeza, te entiendo. Así me sentí hace unos cuantos años cuando llegó a mí el libro de Robin Norwood: “Las Mujeres que aman demasiado”. Habla de mujeres, pero no creo que sea cuestión de género, ni tampoco de edad, simplemente ocurre, sufrimos cuando amamos demasiado. 

Cuando estar enamorado/a significa sufrir, es que estamos amando demasiado. Cuando esta persona ocupa en tus pensamientos la mayor parte del tiempo, es que estamos amando demasiado. Cuando nuestro objetivo es que él o ella quiera estar con nosotros/as, es que estamos amando demasiado. Cuando sentimos que él o ella controla nuestras emociones y gran parte de nuestra conducta, es que estamos amando demasiado. Cuando comprendemos que esta conducta tiene una influencia negativa para nuestra salud y bienestar, pero nos cuesta librarnos de ella, es que estamos amando demasiado. 

Si te has sentido identificado/a hasta aquí, quiero ayudarte o inspirarte con mi propia experiencia vivida.  Resumo drásticamente la solución: aprender a quererte a ti mismo/a. 

Sé que es doloroso oir esta afirmación drástica, de hecho, me leo y me entran ganas de llorar por los recuerdos vividos. Porque ¿sabes qué?  Yo pensaba que me quería a mí misma lo suficiente hasta que supe lo que era quererse realmente a uno mismo/a. 

(más…)